Born Wild: por unos niños salvajes

Mucho más que actividades al aire libre…

 

La historia de Morgan Brechler y su hija de 4 años suena mucho a guión cinematográfico; puede que incluso nos inclinemos a la opción de entender esta historia como un producto mediático muy logrado, y quizá estaríamos en lo cierto. Sin embargo, hay una parte de esta historia que sentimos muy cercana, y por eso hoy la queremos compartir.

Morgan Brechler

Efectivamente, cuesta identificarse con esta mamá espectacular de ventitantos, guapa y esbelta, que combina su trabajo en un prestigioso estudio de arquitectura paisajista en Arizona, con la aventura de recorrer las montañas estadounidenses con su hija a cuestas. Su cuenta de instagram tiene más 100.000 seguidores, y no es para menos: las fotografías con su hija en medio de parajes espectaculares nos hablan de un estilo de vida idílico para muchos.

Morgan Brechler

Sus explicaciones, suelen hablar de argumentos que también compraríamos con los ojos cerrados: transmitir los valores esenciales de la vida a nuestros hijos, contagiar la pasión por la naturaleza y la vida al aire libre, enseñar a nuestros hijos a ser fuertes, autónomos y respetuosos…

Morgan Brechler

Y en sus RRSS encontramos declaraciones del tipo:

<< Aquí no hay artificios, todo es genuino. Me gusta crear esos recuerdos con ella, y estar juntas al aire libre… es genial!>>

Morgan Brechler

Un proyecto salvaje

Decíamos al principio que la intuición de “vida de película” quizá no era equivocada, y es que las andanzas de Brechler y su hija forman parte de Born Wild, un proyecto focalizado en alentar a las familias para que críen niños conectados con la vida silvestre y salvaje. Una parte básica de este proyecto son las denominadas The Born Wild Series, una serie documental para la que aún están recaudando fondos y cuyo tema central es la falta de contacto con la naturaleza en los niños de hoy. Las experiencias de Brechler y de otras madres se inscriben aquí, como una serie de historias inspiradoras para animar a los padres a actuar de una determinada manera que ponga remedio a dicha carencia.

 

Transmitir valores...

Y sí, puede que nuestras vidas no sean tan intrépidas y alucinantes como las que vemos en estas fotos. En lugar de atardeceres en el cañón de Colorado, acampadas en el Joshua Tree, y baños en el lago Watson, aquí nos contentamos con una vida salvaje más mundana que pasa por bañarse en la acequia, veranos de camping, y paseos en tractor.

Pero más allá de las apariencias, hay una voluntad que sí nos resulta muy conocida: el deseo de compartir con nuestros hijos momentos únicos, a partir de experiencias reales, sin artificios ni tecnologías. Porque este tipo de actividades con niños al aire libre, no son solo la forma ideal de crear recuerdos felices, son también el mejor modo de transmitir a nuestros hijos eso de los “valores esenciales de la vida”, dotarles de fortaleza, autonomía y una mirada respetuosa.

Morgan Brechler

Por eso, Born Wild nos parece un proyecto estupendo, más que deseable, y hoy más que nunca, decimos que 

es necesario que nuestros hijos crezcan salvajes.

Si te ha gustado este post ¡Comparte!