ISOL: la historia completa de Me&Mine

<<LO QUE LA VERDAD ESCONDE…>>

No es que seamos fans de esta película de Zameckis, pero es que  este título nos viene hoy muy al pelo, pues estamos decididas a desvelar totalmente algo que solo hemos contado en parte: quién hay detrás de Me&Mine.

Quede claro que hablar de las personas que forman Me&Mine no supone desmentir nada del mundo creado alrededor de Me&Mine; más bien al contrario: sirva el post de hoy para reivindicar que este proyecto es 100% personal, pues su razón de ser responde enteramente a nuestra experiencia como madres.

Aclarado esto, ahora sí, explicar que detrás de Me&Mine está ISOL, que es lo mismo que decir, Isabel y Olga.

Pero ISOL es mucho más que el acróstico de nuestros nombres. Es, en realidad, la empresa que sostiene Me&Mine, así como otras marcas, entre ellas la propia ISOL, que también cuenta con colecciones propias de productos destinados sobre todo al consumo cultural y turístico.

cid_b930f299-1842-4b5b-bf6b-cb2b22eed669

Y ya puestos,  decir que estos contextos comerciales no son casuales, pues las dos fundadoras de ISOL tenemos un pasado profesional que va desde el mundo editorial y librero, al museístico y artístico en general. Las andanzas de cómo hemos llegado hasta aquí, dan para mucho, pero hoy solo queremos descubrir la existencia de un proyecto mucho más amplio.

Se podría decir que cuando Isabel y Olga nos encontramos, nuestras vidas profesionales hacíancaptura2 aguas. Las grietas eran profundas y habían traspasado el casco de lo profesional, empezando a filtrarse peligrosamente por las bodegas de lo personal. Metáforas a parte, no hay duda de que nos unió un momento de crisis, y así nos encontramos, hablando del desencanto y la frustración, consolándonos con la empatía de la otra, tendiendo una mano cuando alguna sentía el pánico de la desesperación…

Afortunadamente teníamos algo más en común: la determinación de salir adelante de cualquier modo y un instinto de supervivencia superlativo del que aún no éramos plenamente conscientes.

Puede que todo esto suene algo peliculero, pero en realidad solo explica mínimamente la intensidad y complejidad de los dos últimos años.

Emprender no es algo fácil. Hacerlo en este país es casi de locos. Si además eres mujer más cerca de los 40 que de los 30 y madre, la cosa pasa de difícil a misión imposible. Pero aquí estamos, siendo muy conscientes de que hemos llegado hasta aquí no por heroicidad, sino por necesidad: la necesidad de responder antes las personas que queremos, y nos quieren, la necesidad de responder ante nosotras mismas, la necesidad de no darse por vencida…

Hablamos de todo esto hoy porque acabamos de inaugurar una nueva etapa que va ligada a un espacio físico. Hemos pasado de trabajar en casa y recorrer todas los bares donde se puede hacer coworking por el precio de un café, a tener un espacio de trabajo propio, una oficina, un showroom. Nos acabamos de instalar en la Fábrica Lehmann, uno de los secretos mejor guardados de Barcelona, un pequeño paraíso en medio del Eixample y que tenía reservado un sitio para nosotras.

captura

 

Las cosas no nos van mejor este mes que el pasado, cuando seguíamos trabajando en casa. Es más, no sabemos si podremos aguantar esta estructura mucho tiempo, pero una vez más nos ha podido el instinto de seguir hacia delante, así que aquí estamos. A partir de ahora, podéis encontrar a Me&Mine y a ISOL también aquí, y esto había que contarlo y sobre todo, queremos celebrarlo.

Gracias a todos los que nos habéis ayudado a llegar hasta aquí

banner-mailchimp