Born Wild: por unos niños salvajes

Mucho más que actividades al aire libre…

 

La historia de Morgan Brechler y su hija de 4 años suena mucho a guión cinematográfico; puede que incluso nos inclinemos a la opción de entender esta historia como un producto mediático muy logrado, y quizá estaríamos en lo cierto. Sin embargo, hay una parte de esta historia que sentimos muy cercana, y por eso hoy la queremos compartir.

Morgan Brechler

Efectivamente, cuesta identificarse con esta mamá espectacular de ventitantos, guapa y esbelta, que combina su trabajo en un prestigioso estudio de arquitectura paisajista en Arizona, con la aventura de recorrer las montañas estadounidenses con su hija a cuestas. Su cuenta de instagram tiene más 100.000 seguidores, y no es para menos: las fotografías con su hija en medio de parajes espectaculares nos hablan de un estilo de vida idílico para muchos.

Morgan Brechler

Sus explicaciones, suelen hablar de argumentos que también compraríamos con los ojos cerrados: transmitir los valores esenciales de la vida a nuestros hijos, contagiar la pasión por la naturaleza y la vida al aire libre, enseñar a nuestros hijos a ser fuertes, autónomos y respetuosos…

Morgan Brechler

Y en sus RRSS encontramos declaraciones del tipo:

<< Aquí no hay artificios, todo es genuino. Me gusta crear esos recuerdos con ella, y estar juntas al aire libre… es genial!>>

Morgan Brechler

Un proyecto salvaje

Decíamos al principio que la intuición de “vida de película” quizá no era equivocada, y es que las andanzas de Brechler y su hija forman parte de Born Wild, un proyecto focalizado en alentar a las familias para que críen niños conectados con la vida silvestre y salvaje. Una parte básica de este proyecto son las denominadas The Born Wild Series, una serie documental para la que aún están recaudando fondos y cuyo tema central es la falta de contacto con la naturaleza en los niños de hoy. Las experiencias de Brechler y de otras madres se inscriben aquí, como una serie de historias inspiradoras para animar a los padres a actuar de una determinada manera que ponga remedio a dicha carencia.

 

Transmitir valores...

Y sí, puede que nuestras vidas no sean tan intrépidas y alucinantes como las que vemos en estas fotos. En lugar de atardeceres en el cañón de Colorado, acampadas en el Joshua Tree, y baños en el lago Watson, aquí nos contentamos con una vida salvaje más mundana que pasa por bañarse en la acequia, veranos de camping, y paseos en tractor.

Pero más allá de las apariencias, hay una voluntad que sí nos resulta muy conocida: el deseo de compartir con nuestros hijos momentos únicos, a partir de experiencias reales, sin artificios ni tecnologías. Porque este tipo de actividades con niños al aire libre, no son solo la forma ideal de crear recuerdos felices, son también el mejor modo de transmitir a nuestros hijos eso de los “valores esenciales de la vida”, dotarles de fortaleza, autonomía y una mirada respetuosa.

Morgan Brechler

Por eso, Born Wild nos parece un proyecto estupendo, más que deseable, y hoy más que nunca, decimos que 

es necesario que nuestros hijos crezcan salvajes.

Si te ha gustado este post ¡Comparte!

Ahora que tengo hijos, puedo ir a festivales

Esto también lo hacemos juntos…

ACTIVIDADES PARA NIÑOS

 

Sí, y no me refiero al festival de fin de curso, ni al festival de la infancia, ni a festivales de música específicos para niños.

Me refiero a un festival de música de los que ambicionan proyección internacional y llenan sus carteleras con lo más trendy de la música indie, pop o rock, de los que se retransmiten en Radio3 y presuponen un estilo de vida.

Un festival de esos, en definitiva, que te convierten en un moderno/a al uso en el linde de los 40, justo cuando pensabas que ciertas experiencias ya solo tenían cabida en las charlas de recuerdos y batallitas entre amigos.

Ironías a parte, hoy os queremos hablar de nuestra experiencia en el

Vida Festival 

Festival  Internacional de Vilanova i la Geltrú 

el pasado fin de semana, una vivencia que hemos exprimido tanto en lo profesional como en lo personal.

actividades con niños - VIDA FESTIVAL VILANOVA I LA GELTRÚ

El principio de esta historia es una niña de 6 años que se sabe las canciones de Manel de memoria. Pensamos que llevarla a un concierto de su grupo preferido, sería algo para recordar, y nos lanzamos a la aventura.

Al día siguiente de comprar las entradas, nos contactó El Culturista para proponernos ser sus partners en el espacio infantil del

Vida Festival , El Niu,

aportando una zona de juegos libres dentro de la oferta de talleres y actividades para niños.

Somos seguidores de El Culturista, y nos encantó su propuesta, y además ya teníamos cita en el Vida, así que dijimos “Sí, quiero!”, con los ojos cerrados.

ACTIVIDADES PARA NIÑOS - VIDA FESTIVAL VILANOVA I LA GESTRÚ ME&MINE

El impulso siguiente tiene mucho que ver con algo que nosotras hemos bautizado como “la alegría del emprendedor” y que en realidad es un eufemismo de lo que viene siendo un “hacer las cosas a lo loco”.

Y es que, a una semana vista, pensamos que también sería  buena idea estar en el Market del festival. Y así, con la manta en plan turbante, nos fuimos de festival.

Vale la pena hacer un inciso para decir que la oferta infantil del Vida Festival, es de lo mejorcito que hemos visto nunca, independientemente del contexto.

ACTIVIDADES PARA NIÑOS - VIDA FESTIVAL - EL NIU

Nuestros hijos pasaron 2 días, de 17 a 21h, en un bucle de actividades para niños que, lejos del estrés o del mero entretenimiento, les emocionaron, divirtieron y motivaron muchísimo. 

Ahora tenemos la casa repleta de guitarras de cartón, viseras-máscaras, collares arquitectónicos, comederos de pájaros y otros “pongo” que se vinieron de vuelta con nosotros…

Si a la oferta específicamente infantil, le añadimos el énfasis escenográfico que define este festival ubicado en un lugar excepcional, nos haremos una idea del estado de entusiasmo y alucine que nos acompañó todo el fin de semana: caminos por el bosque con árbol de los deseos, personajes fantásticos, bosques que se iluminan de noche, árboles azules, peces voladores…

Dicen las malas lenguas que la presencia creciente de niños y la consecuente oferta para ellos en los festivales, tiene que ver con la posibilidad de que los padres no deban renunciar a lo que les gusta por el simple hecho de ser padres.

No negaremos eso, ni tampoco que los organizadores de festivales deben prever que su público objetivo pueda acudir a la cita, pero pensamos que aún hay espacio para otra razón de peso que explique este fenómeno.

Ser padre o madre puede significar muchas cosas, algunas maravillosas y otras no tanto. Hoy queremos poner el acento en las del primer tipo.

Compartir una emoción..

Compartir una emoción es, en sí, una de las mayores emociones que podemos vivir. Basta con pensar en la situación de estar enamorado y sentirse correspondido para calibrar el alcance de lo que queremos decir.

Pues bien, la cosa va mucho más allá cuando se tienen hijos y uno/a se encuentra ante la sorpresa de compartir con ellos una emoción, a veces una pasión,  capaz de superar el persistente sentimiento de responsabilidad que arrastramos con la titularidad de padres.

ACTIVIDADES PARA NIÑOS - VIDA FESTIVAL EL NIU

Imaginad el estado de una niña de 6 años cuando se encuentra delante de un escenario enorme a las 10 de la noche, y bajo las luces aparecen los miembros de un grupo cuyas canciones ha escuchado y memorizado en todos los trayectos en coche. Imaginad su cara ante el retumbar de las primeras notas y la cercanía del cantante.

Imaginad sus emociones formando parte de todo esto,  y ahora imaginad también las de su madre, que la sostiene en brazos. De esto, justamente, es de lo que venimos hablando.

Porque este contagio de emociones y experiencias entre padres e hijos puede más que la promesa de cualquier resistencia a la renuncia de nuestras aficiones.

Por eso y por mucho más que nos dejamos para otro día,

con hijos sí se puede ir a festivales.

 

 

 

 

Si te ha gustado este post, ¡comparte!

De vocación y otras emociones…

<<Soy muy fan tuyo, y de mayor quiero ser como tú…>>

De vez en cuando, aparecen estudios que nos cuentan qué es lo que quieren ser nuestros hijos cuando sean mayoresLa verdad es que hay pocas sorpresas.

Incluso si comparamos la información con los datos de algunas décadas atrás, encontramos las mismas profesiones en la pole position:

futbolistas, profesores, médicos…

ACTIVIDADES CON NIÑOS EN EL BOSQUE

Estas son las profesiones que en el imaginario de nuestros hijos equivalen al éxito en la edad adulta, algo que ellos entienden, más o menos, como hacer lo que te gusta y ganar dinero por ello.

Actividades con niños en el circo

La fórmula no parece, en principio, desacertada. Sin embargo, cabe preguntarse por qué unas preferencias y no otras…

El pasado domingo hicimos una salida con familia y amigos al Circ Cric que resultó ser de lo más emocionante;

más aún, diría que fue algo mágica.

 

circ cric, actividades con niños en el circo

El plan era ir al Circ Cric y rematar el día con un picnic en el bosque. La cosa pintaba bien, pero fue mejor.

Para los que no conozcáis el Circ Cric, decir que es una compañía con más de 30 años de experiencia, fundada por Jaume Mateu, o Tortell Poltrona, que es como todos lo conocemos, fundador también de la ONG, Pallassos sense Fronteres, y uno de los máximos exponentes a nivel nacional de la dignificación del circo como disciplina artística.

Los padres y madres que hoy asistimos con nuestros hijos al Circ Cric, somos los niños que hace muchos años veíamos a Tortell Poltrona por la tele, y eso, se debe decir, tiene ya algo de mágico.

actividades con niños circ cric

El escenario natural en el que se ubica el Circo no puede contribuir más a esta sensación de magia que nos acompañó todo el día, y es que nada más dejar los coches,  empezamos a adentrarnos por un camino a través de un frondoso bosque, con paso sobre  rio incluido.

Las sorpresas continuaron  dentro del circo, con un suelo que recordaba el sotobosque que habíamos dejado fuera, como si la naturaleza se hubiese colado en la función.

 

El espectáculo no nos decepcionó, y cuando acabó, aplaudimos hasta que se nos enrojecieron las manos. Lo que vino después, fue un colofón de fiesta inmejorable.

actividades con niños en familia y amigos

 

Mientras la marabunta de gente se disipaba, nosotros decidimos esperar y probar suerte, porque queríamos saludar a Tortell Poltrona.

No lo hemos dicho aún, pero entre nuestros acompañantes, había un incondicional de Poltrona de 7 años de edad.

Cuando Tortell Poltrona salió, nuestro pequeño protagonista le cortó el paso para lanzarle emocionado estas palabras:

<<Soy muy fan tuyo, y de mayor quiero ser como tú>>.

Imposible describir el intercambio de miradas entre el niño y el payaso en ese momento.

circ-cric-actividades-infantiles

Solo podemos decir, a riesgo de confesarnos redomadamente cursis, que no podemos recordarlo sin emocionarnos.

Volvemos ahora al tema del principio y al artículo que compartíamos hace unos días titulado “Eduquemos niños extraordinarios”.

Juntemos lo uno y lo otro, y acabemos con la siguiente reflexión:

y si el éxito fuese reportar felicidad a los demás como un arte?

Y tú …¿Qué opinas? Nos encantará conocer tu opinión en los comentarios

 

 

Si te ha gustado este post, ¡comparte!