Ahora que tengo hijos, puedo ir a festivales

Esto también lo hacemos juntos…

ACTIVIDADES PARA NIÑOS

 

Sí, y no me refiero al festival de fin de curso, ni al festival de la infancia, ni a festivales de música específicos para niños.

Me refiero a un festival de música de los que ambicionan proyección internacional y llenan sus carteleras con lo más trendy de la música indie, pop o rock, de los que se retransmiten en Radio3 y presuponen un estilo de vida.

Un festival de esos, en definitiva, que te convierten en un moderno/a al uso en el linde de los 40, justo cuando pensabas que ciertas experiencias ya solo tenían cabida en las charlas de recuerdos y batallitas entre amigos.

Ironías a parte, hoy os queremos hablar de nuestra experiencia en el

Vida Festival 

Festival  Internacional de Vilanova i la Geltrú 

el pasado fin de semana, una vivencia que hemos exprimido tanto en lo profesional como en lo personal.

actividades con niños - VIDA FESTIVAL VILANOVA I LA GELTRÚ

El principio de esta historia es una niña de 6 años que se sabe las canciones de Manel de memoria. Pensamos que llevarla a un concierto de su grupo preferido, sería algo para recordar, y nos lanzamos a la aventura.

Al día siguiente de comprar las entradas, nos contactó El Culturista para proponernos ser sus partners en el espacio infantil del

Vida Festival , El Niu,

aportando una zona de juegos libres dentro de la oferta de talleres y actividades para niños.

Somos seguidores de El Culturista, y nos encantó su propuesta, y además ya teníamos cita en el Vida, así que dijimos “Sí, quiero!”, con los ojos cerrados.

ACTIVIDADES PARA NIÑOS - VIDA FESTIVAL VILANOVA I LA GESTRÚ ME&MINE

El impulso siguiente tiene mucho que ver con algo que nosotras hemos bautizado como “la alegría del emprendedor” y que en realidad es un eufemismo de lo que viene siendo un “hacer las cosas a lo loco”.

Y es que, a una semana vista, pensamos que también sería  buena idea estar en el Market del festival. Y así, con la manta en plan turbante, nos fuimos de festival.

Vale la pena hacer un inciso para decir que la oferta infantil del Vida Festival, es de lo mejorcito que hemos visto nunca, independientemente del contexto.

ACTIVIDADES PARA NIÑOS - VIDA FESTIVAL - EL NIU

Nuestros hijos pasaron 2 días, de 17 a 21h, en un bucle de actividades para niños que, lejos del estrés o del mero entretenimiento, les emocionaron, divirtieron y motivaron muchísimo. 

Ahora tenemos la casa repleta de guitarras de cartón, viseras-máscaras, collares arquitectónicos, comederos de pájaros y otros “pongo” que se vinieron de vuelta con nosotros…

Si a la oferta específicamente infantil, le añadimos el énfasis escenográfico que define este festival ubicado en un lugar excepcional, nos haremos una idea del estado de entusiasmo y alucine que nos acompañó todo el fin de semana: caminos por el bosque con árbol de los deseos, personajes fantásticos, bosques que se iluminan de noche, árboles azules, peces voladores…

Dicen las malas lenguas que la presencia creciente de niños y la consecuente oferta para ellos en los festivales, tiene que ver con la posibilidad de que los padres no deban renunciar a lo que les gusta por el simple hecho de ser padres.

No negaremos eso, ni tampoco que los organizadores de festivales deben prever que su público objetivo pueda acudir a la cita, pero pensamos que aún hay espacio para otra razón de peso que explique este fenómeno.

Ser padre o madre puede significar muchas cosas, algunas maravillosas y otras no tanto. Hoy queremos poner el acento en las del primer tipo.

Compartir una emoción..

Compartir una emoción es, en sí, una de las mayores emociones que podemos vivir. Basta con pensar en la situación de estar enamorado y sentirse correspondido para calibrar el alcance de lo que queremos decir.

Pues bien, la cosa va mucho más allá cuando se tienen hijos y uno/a se encuentra ante la sorpresa de compartir con ellos una emoción, a veces una pasión,  capaz de superar el persistente sentimiento de responsabilidad que arrastramos con la titularidad de padres.

ACTIVIDADES PARA NIÑOS - VIDA FESTIVAL EL NIU

Imaginad el estado de una niña de 6 años cuando se encuentra delante de un escenario enorme a las 10 de la noche, y bajo las luces aparecen los miembros de un grupo cuyas canciones ha escuchado y memorizado en todos los trayectos en coche. Imaginad su cara ante el retumbar de las primeras notas y la cercanía del cantante.

Imaginad sus emociones formando parte de todo esto,  y ahora imaginad también las de su madre, que la sostiene en brazos. De esto, justamente, es de lo que venimos hablando.

Porque este contagio de emociones y experiencias entre padres e hijos puede más que la promesa de cualquier resistencia a la renuncia de nuestras aficiones.

Por eso y por mucho más que nos dejamos para otro día,

con hijos sí se puede ir a festivales.

 

 

 

 

Si te ha gustado este post, ¡comparte!